logo empresa de reformas  
     
 

 
 
 

Losa nervada

Se le llama losa nervada al tipo de cimentación por los que se compone de vigas que trabajan a modo de nervios, y por este motivo recibe esa denominación, que trabajan en conjunto de manera solidaria para otorgarle una solida rigidez a la estructura, y tienen la función de enlazar los pies de los pilares del edificio. Las vigas que constituyen a las losas especialmente para estructuras cuyas cargas de construcción sean desequilibradas. Estas losas cuentan generalmente con un espesor de como mínimo 20 cm, y las vigas de unión de los pilares se calculan al modo de zapatas continuas bidireccionales. Esta clase de losas son las que se utilizan para definir los arranques de los pilares en los encuentros de las vigas bidireccionales. Para su colocación, es recomendable que en la fachada del edificio se cree una zanja perimetral hormigonada en forma de zuncho, o en todo caso que las losas se coloquen alrededor de línea de fachada. Las losas nervadas tienen la característica de constituir un arreglo lineal de nervios, que funcionan actuando como vigas y de este modo soportando la carga de un plano horizontal.

placa de concreto nervadaLa colocación de los nervios en equidistancia será variable, dependiendo de los elementos que se utilizaran como encofrado. Este es un tipo de losa que se elabora en base a un sistema de entramado de trabas cruzadas que entre todas van formando una estructura de tipo retícula.

Que deja huecos en el medio que luego pasan a ser ocupados de forma permanente tanto por bloques huecos como por otros materiales, pero teniendo en cuenta que lo importante es que el peso volumétrico que tengan no vaya a exceder los 900kg/m, y que al mismo tiempo sean capaces y lo suficientemente sólidos como para resistir una carga concentrada de una tonelada. Se combinan de este modo tanto elementos prefabricados de concreto simple, en forma de cajones, con nervaduras de concreto reforzado colado, en el lugar donde forman una retícula que rodea por sus cuatro costados a los bloques prefabricados. Asimismo, pueden colocarse de forma temporal a manera de cimbra para el colado de las trabes, que son casetones plásticos de forma prefabricada que se utilizan para moldear al material del concreto, y una vez fraguado el mismo, estas se deben retirar y también lavar para poder ser reutilizados en ocasiones posteriores. A través de este proceso se puede crear un tipo de losa liviana, con espesor uniforme.

Una solución simple y práctica

losa livianaAdemás, este es un material que representa grandes ventajas. Por un lado, los esfuerzos de flexión y de corte son relativamente bajos y además se encuentran repartidos en grandes áreas. Además, este es un material que permite realizar colocaciones de muros divisorios de forma libre.

Este es un material que permite ser apoyado de manera directa sobre las columnas, sin requerimiento de trabes de carga entre columna y columna. Otro aspecto a destacar es que resiste la concentración de fuertes cargas, ya que las mismas van distribuidas en áreas muy grandes a través de las nervaduras cercanas de ambas direcciones. El tipo de losa reticular o nervada suele ser mas liviana y rígida que las losas macizas, así como también el volumen se sus colados es mas reducido. También cuenta con una mayor duración del material de la madera de cimbra, ya que sólo se adhiere a las nervaduras, y en consecuencia puede utilizarse una mayor cantidad de veces. La losa nervada resulta mucho más ligera y también otorga la estética de esbeltez a la construcción. Los entrepisos planos realizados con estas losas resultan en ambas caras, mucho mas eficiente en términos constructivos ya que permiten realizar un aprovechamiento mayor de altura real que existe y entre el piso y el techo, permitiendo un mayor pasó de luz natural.

Por otro lado, en lo que respecta a la superficie para acabados, la misma tiene algunas características que resultan óptimas para la adherencia de yeso y otros materiales, dejando generalmente una superficie de terminación lisa que no ocasiona grietas ni otra clase de inconvenientes que resultan dificultosos para luego realizar terminaciones prolijas. Con este material ambas caras presentan un aspecto prolijo y liso, mucho mas limpio para la estructura. A su vez presenta la ventaja de reducir en términos considerables los números de columnas que requieren emplear para sostén, permitiendo la modulación con claros cada vez mayores. Una ventaja que también resulta significativa es que cuando se construye con esta clase de losas, las construcciones presentan un adecuado aislamiento acústico y térmico. Como no llevan trabes a la vista, no requieren de la implementación de falsos plafones para cubrirlos. Asimismo, las losas nervadas permiten la presencia de voladizos de las losas, que pueden llegar a alcanzar incluso hasta 3 y 4 metros sin presentar dificultades. Tiene una aplicación que resulta sumamente variada y flexible, pudiendo ser empleada tanto para la construcción de edificios de pocos niveles, como también para grandes edificaciones, o para construcciones de índole público, como así también toda clase de construcciones particulares y comerciales.

Motor de búsquedas en empresasdereformas.ws
 
     
{ 2013 Empref SA } { Todos los derechos reservados } { Contacto }